viernes, 9 de noviembre de 2007

Miscelánea

Attilio al médico: Señor, necesita esa glicerina. Ya sé que lo sabe, pero si no la consigue, mi amor se morirá, y si se muere....para mi toda esta puesta en escena, el mundo que gira y gira, pueden desmontarlo y llevárselo. Pueden desclavarlo todo, enrrollar el cielo y cargarlo en un camión, y luego pueden apagar esa luz preciosa del sol que me gusta tanto tanto...¿sabe por qué me gusta tanto? Porque ella me gusta iluminada por la luz del sol, tanto...Se lo pueden llevar todo...alfombras, las columnas, palacios, la arena, el viento, las ranas, el granizo, las siete de la tarde, mayo, junio, julio, la albahaca, las abejas, el mar, los calabacines...encuéntreme la glicerina...encuétremela, encuéntremela...

Si tuviera la osadía de hacer un libro con los grandes diálogos (o monólogos) de la Historia, posiblemente éste sería uno de ellos. Se trata de un estracto de la película "El tigre y la nieve", una de las genialidades del italiano Begnini (el de "La vida es bella", para aquellos que tengáis tan poca cultura cinematográfica como yo). "Si se muere... ya pueden cogerlo todo, desmontarlo y llevárselo" ¿Cuántas veces podríamos decir esta frase a lo largo de nuestra vida? ¿Cuándo llegamos a ser capaces de amar de esta manera? Dice Robin Williams en "El indomable Will Hunting" al protagonista que sólo cuando consiga amar a alguien más que a sí mismo conseguirá ser feliz. Somos una juventud sin espíritu reivindicativo, nos dicen. Vivimos en la sociedad de lo "políticamente correcto", dicen otros a los que esta corrección no deja respirar. Yo opino que vivimos en un mundo en el que las grandes generalizaciones ya no existen. Hemos dejado de ser los occidentales los únicos que pedimos respeto para lo nuestro, y no lo hemos asumido; no nos damos cuenta de que nuestra visión del mundo no es la única, y que por fin pueden discreparnos desde otros lugares (¡Gracias a Dios!) Mientras tanto, las clases de Fundamentos de la Economía sirven para descubrir que Dios es el principal problema para las estadísticas de la EPA (Encuesta de Población Activa). Una teoría carnavalesca y totalmente descabellada patrocinada por Miguel & Parrilla Asociated. Y yo descubro a título individual que no seré capaz de coincidir enteramente con la opinión de nadie nunca. No sé si felicitarme por ser un adalid del pensamiento independiente, o echarme a llorar por ser un incomprendido... o borrar esta entrada, que tiene toda la pinta de ser incomprensible. Mil perdones a todos aquellos que no comprendan nada de lo que está aquí escrito. La palabra es la casa del ser, y mi casa parece que está edificada de manera un poco insólita. Felicidades CSSR. 275 años no son nada, y más de 5500 redentoristas son muchas buenas personas por el mundo. No sabéis la falta que hacéis y la alegría que transportáis. Hasta la vista ciberespacio

1 comentario:

Mª José dijo...

Yo si entiendo tu comentario y seguro que todos, claro que cada uno lo traducimos a nuestras experiencias. Que nos se pueda generalizar una froma de pensamiento... , es bueno, es bueno tener nuestra perspectiva, al fin al cabo nuestra personalidad, va definiendonos, crea debate, contraste. Es muy muy necesario no ser políticamente correcto. Y sobre el texto, no lo conocia pero me parece genial. Si aquello a lo que doy valor no se salva, pueden recoger este escenario y llevarse todo. Dar sentido, buscar que es lo importante para nosotros, no persernos en la conciencia social, definirnos... Besos Mª José (Pepa)