domingo, 2 de diciembre de 2007

El viaje de Chihiro

Una de las canciones que me vuelven loco últimamente: "El viaje de Chihiro" de Iván Ferreiro.




Yo contratado por un músico en paro...
Yo convencido de que tengo razón...
últimamente me siento inteligente...
últimamente no tengo corazón...
Como una escena del viaje de Chihiro...
con el "sin cara" dentro de un vagón...
guarda tu nombre ahora...
no dejes que te quiten nada
.
Yo recorriendo mis sitios con la escoba...
yo reprimiendo las ganas de llorar...
si inteligente consiste en dependiente...
si deprimente significa normal.
Yo regalaba mis fines de semana.
Yo me gastaba todo en sonreir.
Y aunque miraba mucho,
nunca llegué a entender las cosas...

Yo resbalando por un acantilado,
yo vomitando en la puerta de un hotel.
Yo abandonando la crema en un abrazo,
yo respirando el día cada vez...
que me tropiezo con algo inesperado,
que me mareo sin saber que hacer.
Tú lo dijiste un día,
te quiero pero no sé bien porqué.
Yo respirando...
yo respirando...
yo respirando...
yo respirando...
yo respirando...
yo respirando...
yo respirando...
yo respirando...
Como una escena del viaje de Chihiro,
con el "sin cara" dentro del vagón.
Tú lo dijiste un día...
te quiero pero no sé bien porqué.



Iván Ferreiro
Me identifico plenamente con este canción. Puede que sea de las pocas personas que recorra los sitios con la escoba, pero estoy seguro que no soy el único que reprime las ganas de llorar. La vida te lleva por caminos raros, que decía otro cantautor ilustre, y a veces no entiendes por qué parece que se está cebando contigo. Y sé que a tí últimamente la vida no te está enseñando su cara más amable.

Otras veces te das cuenta de que tu vida es como esta canción, una retahila de frases en las que abunda el pronombre "yo", haciendo esto y lo otro... pero miras mucho, y no llegas a entender las cosas (ni siquiera en el ambiente parroquial, que en ocasiones no es el más cristiano de los ambientes...)
Pero puede pasar que, como Chihiro, encuentres a alguien que te guíe en medio de este mundo extraño, y que te diga los momentos en los que hay que aguantar la respiración.
Hasta la vista, ciberespacio.
P.D.: Aprovecho la presente para recomendaros la peli homónima, "El viaje de Chihiro". Tenéis que verla.

3 comentarios:

Sugus dijo...

¡Que bien! Me encanta. ¡Una incursión en la religión sintoista!. Hay un dios para cada cosa. Y encima, como un humano entre en el mundo de los dioses... se lo quieren comer. Que es lo que le pasó a Chihiro. En japonés, 千尋。(Título completo 千と千尋の神隠し )

Y ya puestos, os recomiendo "El Castillo Errante De Howl".

Y si quieres algo profundo, "Haibane Renmei".

Hala, ese es mi comentario, Miky. ¡Ta luegor!

Flapy dijo...

En mi opinion, todo lo que venga de Ghibli es un obra de arte. El unico museo Ghibli del mundo esta cerquita de Tokyo, pero yo todavia no he ido... quiza algun dia.

Sobre la sensacion que tienes, simplemente te doy algunos consejos que a mi me han servido para no perderme :
-Piensa siempre positivo, nunca a la defensiva.
- No te canses de confiar y dar oportunidades a la gente, aunque despues te fallen, mejor eso que perder la oportunidad de tener alguien sincero a tu lado por desconfianza.
- Como dijo Bruce Lee, se agua, fluye con ella, en su armonia... nunca sabras donde acabaras, pero dejaras de tener esa sensacion de estar perdido...

Para acabar (y sin venir a cuento), comentar que tengo varias amigas (japoneses) llamadas Chihiro, la primera vez que lo oi no podia dejar de pensar en la peli !!

Un abrazo desde Osaka !!

Mª José dijo...

aaaaaah, esto si ha sido un adelanto, la música digo, porque estaba pensando que era un poco frikilada el tema de la canción. Sorry, sorry! Siempre hay que aprender cosas nuevas. Y en cuanto a lo dicho por Flapy Gracias también , porque a veces es verdad te pierdes cuesta mucho no ponerse a la defensiva, y llevas razón y si nos perdemos algo más y encima nos amargamos. Pero imagino que para mantenerse positivo también es necesario tener a tu gente que te de un toque y apoyo de vez en cuando, Besitos