jueves, 10 de enero de 2008

NO a los propósitos al 50% de descuento


Enero es el mes de los propósitos... pero también el mes de las rebajas. Espero que nadie tuviera como propósito irse de rebajas al Corte Inglés. Irónico, ¿no?. El mismo mes en el que intentamos hacernos gente constante y provechosa, aparece la gran fiesta de los saldos...


Qué complicado es cumplir un propósito, y qué fácil formularlos, con voz grandilocuente (¡pongo a Dios por testigo...blablabla blablabla!). Y qué inútil es cuando descubres que sólo han servido para reconfortarte durante unos minutos. Yo tuve una época en la que decidí no comprometerme a nada, pues nunca era capaz de cumplirlo.


Pero tampoco consiste en eso. No comprometerse por miedo a no cumplir los compromisos no es la solución. ¿Cuál es la solución? Supongo que el justo medio que decía el filósofo: ante el acto reflejo de comprometerse sin ton ni son, la moderación de ponerse metas alcanzables y moderadas. A veces ir de escalón en escalón es más fácil que subir una rampa, aunque ésta última parece que te lleva más rápido.


A veces hay que tener años malos, en los que no cumples nada de lo que te propones, para descubrir tus carencias. Puede que, si el 2007 ha sido uno de esos años, el 2008 sea otro cantar distinto. Al menos tienes un día más de lo normal para intentarlo, ¿no?.


Yo pido por un 2008 en el que sea capaz de dejarme sorprender. Un año en el que practique más las cosas que más me gustan.


Un año lleno de entradas como la de hoy, paridas por medio de la escritura automática. Esto de la escritura automática lo inventaron los escritores de principios del s. XX, de los movimientos de vanguardia de la literatura europea, sobre todo los surrealistas. Consiste en escribir lo que se te ocurra dejándo que fluya él sólo, aunque ellos lo aderezaban con algún tipo de sustancia que les hiciera llegar a un estado de "trance".


Mi alucinógeno favorito para la escritura automática es la música. Hoy, uno de mis psicotrópicos favoritos: Ismael Serrano. Y esta noche, Ismael habla sobre antiguas salas de cine, en las que pide dos entradas para el cielo, él caracterizado como Han Solo, y ella Leia (la princesa) entre sus brazos.


Qué bonito es tener, en ocasiones, una perspectiva de la vida desde la pantalla del cine. ¿Nunca habéis paseado con los cascos puestos, o habéis caminado con alguien por una calle en la que había alguien tocando alguna música? Es como tener la banda sonora de tu propia vida.


Podríamos hacer un propósito común, para variar un poco: que este año 2008 intervengamos activamente en el guión de la película de nuestra vida. Y que dejemos que la banda sonora nos llegue sin esperarlo, de improviso...


Hasta la vista, ciberespacio

2 comentarios:

Er Migue dijo...

Si hoy me apeteciera escribir un post, seguramente seria muy parecido a este.

Por cierto, no nos conocemos, pero tenemos un sugus en comun. Hoy hare un adelante de los premios...

Er Migue
in media virtus est

CaNdY dijo...

Wola miki!!Que taaaal?Gracias por el comentario, el otro día estuve viendo lo de la gala sugus y me fijé en tu blog. La verdad que me gusta y es interesante, espero que sigas posteando mucho. Cuidarme a "la rosado" xDDDD si se pasa de pava le dais un par de collejas (con cariño) que pronto espero veros por alli. 1 Abrazo