sábado, 12 de enero de 2008

Premios SGS: Sugus de Naranja



Bienvenidos a la Gala de los Premios SGS, una gala de premios anónimos en la que se premian las actitudes en lugar de las personas, los sentimientos en vez de los méritos cuantificables, el corazón en lugar del cerebro (aunque para gestionar un gran corazón también haga falta un buen cerebro)...



En un 12 de Enero, me dan la oportunidad de presentar el premio a la ilusión prestada a los demás, un premio basado en la generosidad de quien es capaz de sacrificar una parte de su vida en que los demás disfruten con ilusión del resto de la suya.



El color naranja refleja ambición, creatividad, necesidad de crecimiento. Es un color de los denominados cálidos, junto con los tonos rojos, amarillos, marrones... Transmite fuerza. A menudo se utiliza el color naranja para mejorar la visibilidad de una persona a gran distancia... incluso existe un tono en concreto conocido como naranja internacional, que es el color del que está pintado el Golden Gate



Si de mí dependiera, daría este premio a muchas personas. Pero mi oficio de presentador (al menos por hoy) requiere que dé paso al verdadero protagonista: el Sugus de Naranja. Vamos allá...



Sugus de naranja. Por ilusionar.
Ilusionarse es algo maravilloso. Te llena de euforia por hacer algo nuevo. Te da energías para empezar algo. ¡Empezar! ¡Que cosa más difícil de llevar a cabo!. Lo complicado de un problema no es tanto el resolverlo… sino ponerse a ello.

El premio por ilusionar es para una persona que viaja mucho por el mundo. Que si charlas un rato con él, te das cuenta de que sabe que lo importante es dar confianza a las personas para hacer algo nuevo. Te deja pensar, que tomes tu tiempo, y luego te escucha… Te ofrece nuevas perspectivas… pero siempre desde el punto de vista del cariño.

Y es una persona muy sabia. Cuando eres joven, una postura típica es “querer enfrentarse al mundo”. Más adelante, te das cuenta que el protagonismo no es importante, sino que los de tu alrededor sean felices. Y por eso quieres ilusionar a la gente: para que encuentren su forma de ser felices. No les resuelvas los problemas, no: simplemente dale una ayuda o una guía para iniciar una ilusión.

Las ilusiones tienen enemigos: personas que te dicen “eso no puedes hacerlo” o “tú no vales para ello”. Aléjate de cualquier pesimista que dice eso. Si tú quieres, puedes. Aprovecha la ilusión para ponerte en marcha. Y deja que la gente te ilusione, llénate de su ilusión.

Para ver el resto de premios, Enlace a la Gala SGS

No hay comentarios: