martes, 8 de enero de 2008

Queriendo ser leyenda

Llegaron los Reyes... y con ellos vienen los exámenes de febrero y el poco tiempo para escribir. Aún así, me gustaría retomar de vez en cuando las críticas cinematográficas, y hoy lo voy a hacer con uno de los estrenos de las últimas semanas: "Soy leyenda"




Nos situamos un poco adelante en el tiempo, y encontramos a Will Smith "apatrullando la ciudad", totalmente solo y con una pastor alemán. Más tarde, por medio de una serie de flashbacks combinados con las andanzas de este hombre solitario, llegamos a comprender cómo ha sucedido todo y por qué está sólo en la Gran Manzana.

La peli está bien pensada, y la trama aporta los momentos suficientes de tensión para estar muy entretenido. Los primeros momentos de Will Smith por la ciudad y haciendo sus quehaceres domésticos pueden recordar un poco a "Náufrago" (ojo a los maniquíes, que tienen "tela"), y da bastante juego teniendo en cuenta que, en lugar de una isla desierta, esta en pleno Nueva York (un poquito "ruralizado" y lleno de vegetación, eso si).

La resolución está bien hecha, aunque quizá con algo de prisa (al más puro estilo Hollywood), y a lo mejor demasiado fácil, lo que hace que te deshinches un poquito. Pero, para hacer honor a la verdad, la peli entretiene un rato y no se hace larga para nada. La verdad es que, teniendo en cuenta el panorama cinematográfico, tampoco hay nada mucho mejor (puede que American Gangster, aunque no la he visto. Si queréis leer una crítica mirad aquí)

  • Lo mejor: me reitero en los maniquíes, y la referencia a uno de los grandes mitos de la historia del cine (me vais a matar por esto): Shrek.
  • Lo peor: el final no te lo acabas de creer. Facilón a la par que estético.

No soy un gran cinéfilo, pero voy a intentar ser constante con esto de las críticas (si es que se pueden llamar así). Espero que os guste.

Hasta la vista ciberespacio

No hay comentarios: