lunes, 30 de junio de 2008

Por fin: ¡pudimos!

[ACTUALIZACIÓN (14:05 del 30-VI-2008): Google también se hace eco, en su logotipo, del triunfo de la selección española en la Euro2008]Por fin, para todos los que creíamos que iba a ser imposible ver a la selección española de fútbol consiguiendo un título internacional, aquí lo tenemos. Ganar una eurocopa no supone más que 6 partidos, pero esos partidos valen aún más cuando se ganan superando gafes como los cuartos de final contra Italia, o acabando con el axioma de Lineker ("en el fútbol juegan 11 contra 11, y siempre ganan los Alemanes") en la final.

Dentro de las novedades que ha supuesto esta Eurocopa hay que destacar la cobertura espectacular que ha realizado la cadena Cuatro. Lo que nos habían anticipado en el Mundial 2006 en Alemania, en el que ofrecieron los partidos de España por los problemas de cobertura de La Sexta, se ha multiplicado en esta Euro2008 de Austria y Suiza. Y todo ello, con un cambio de eslogan, que es más importante de lo que parece: "Podemos" significa un cambio en la dinámica de la selección. De un equipo acomplejado pese a su buen fútbol, a un equipo joven que ha creído en sus posibilidades. La apuesta de Cuatro ha sido redonda, con la conversión de la plaza de Colón en "la plaza roja". Si algunos levantaran la cabeza...

Ya era hora de quitarse el gafe, que sólo tenía el fútbol. Ahora, a animar a Rafa Nadal en Wimblendon (otro desafío histórico).

¿Cómo lo recogieron los periódicos españoles?
Empezamos por los deportivos, que es su día...

Ahora, los "grandes" periódicos nacionales...
También en los periódicos internacionales se hicieron eco del triunfo:
El asunto ha dado también para varios chistes en la prensa:

Felicidades a la selección. Podemos!

martes, 24 de junio de 2008

El incidente

Es la noche ferpecta para hacer una reseña de esta peli (aunque la viera el día 15, pero bueno...): llueve en Madrid después de un par de jornadas de calor sofocante y agobiante... Y se escucha el rugido del viento huracando. Un rugido que empieza, como casi siempre, con un ronroneo. El ronroneo que nos acompaña en esta película, la nueva entrega del celebérrimo M. Night Shyamalan, ese ronroneo que nos va a dejar con la mosca detrás de la oreja durante los 90 minutos clavados que dura la cinta. Una hora y media que se pasa bastante rápido, aunque da la impresión (al menos a un servidor), que la factura del director se nota demasiado. Es el mismo estilo, el mismo aspecto gráfico un poco añejo, las explicaciones mínimas y dadas al final de manera apresurada (casi siempre con forma de epílogo)... Pero también son los mismos puntos cómicos en momentos estratégicos, la sensación continua de tensión entre la rabadilla y el cuello. Mark Whalberg, en su papel, que tampoco le da para más. Mucho más interesante Zooey Deschanel, no sólo por su cara bonita sino por la sensación ambigua en cuanto a sentimientos que nos da al principio de la peli. Y bravo por Betty Buckley, que es quien realmente da miedo en la peli.
  • Lo mejor: la sensación y el mal-buen rato que se pasa. Y que no dura 2 horas.
  • Lo peor: el mensaje moralista final, pegado con pegamento imedio (debería cobrar esta publi) en el último momento.
Hasta la vista ciberespacio. Sé que el ritmo ha descendido, pero también sé que con este inicio del calor estival no os habéis conectado casi a Internet. Ah, ¿que no?. Bueno, entonces tenéis razón: no tengo vergüenza. Muchas gracias por aguantar.

lunes, 16 de junio de 2008

Los símbolos y las tonterías


El símbolo de la Expo de Zaragoza es una "Z". ¿A quién le parece extraño?

A ABC, que asocia esa zeta al símbolo de Zapatero, ya que, como todos sabemos (ya que, según dicen, se enseña en Educación para la Ciudadanía*) esta letra fue inventada a partir de la primera campaña electoral del actual Presidente del Gobierno. Según este periódico, personas del PP consideran que se les "agua la fiesta", aunque nadie en el PP se ha manifestado abiertamente (lógicamente).

Sinceramente, el tema de la simbología se está yendo de las manos, y tengo la sensación de que el hambre de titulares está siendo una de las principales causas. O si no, ¿a quién se le había ocurrido asociar una gota de agua con forma de Z a Zapatero en lugar de a Zaragoza?. Algo se está haciendo mal para que esta pseudonoticia pueda ir en un periódico quitando espacio a otras noticias mucho más importantes (o al menos, a otras que puedan merecerse el calificativo de hecho noticioso).

Bueno, ¿qué opináis? Es posible que todo esto tenga que ver con mi problema congénito con los símbolos y las banderas... En fin, parece que la tengo tomada con ABC, y ni mucho menos (a mi casa llega todos los domingos, pues tiene uno de los mejores suplementos dominicales).

Hasta la vista, ciberespacio (con "c").




*Me leí hace tiempo uno de los primeros libros de texto sobre Educación para la Ciudadanía. Sin entrar a valorar lo necesario de esa materia (que no lo me parece), no encontré en su contenido nada que me ofendiera como creyente católico o como ser humano. Reivindicaciones hechas, a mi parecer, sobre suposiciones.

viernes, 13 de junio de 2008

Espaguetis, Islam y memoria histórica

Mientras la huelga de transportistas, en la cual las amas de casa de mi barrio han acabado con las existencias de espaguetis (comprándolos de 7 en 7), leyendo en El País encuentro un artículo clarividente y muy interesante a propósito del binomio Islam-democracia. Lo escribe Juan Goytisolo, podéis leerlo aquí. Destaco sólo unas líneas:
"Desde el horrible e hipermediatizado desplome de las Torres Gemelas, la proliferación de opiniónomos aseverativos y contundentes en su afirmación de que la raíz de los males que nos afectan se halla en el Corán ha cuajado en la idea mil veces repetida de que el islam es incompatible con la democracia. Responderé de entrada que tal afirmación soslaya el hecho de que todos los libros sagrados —el Pentateuco, la Torá, los Evangelios y el revelado a Mahoma— admiten pluralidad de lecturas, unas pacíficas y otras exaltadoras de la violencia como arma legítima. Pero el quid del problema no radica en los textos sino en la pregunta: ¿por qué la beligerancia virtual latente en ellos se activa en un determinado momento en la mente de sus fieles y se convierte en un instrumento de muerte y terror? La Cristiandad y el Islam han conocido épocas de tolerancia e intolerancia, de plenitud y de barbarie. Dejemos pues la teología a los teólogos, no caigamos en la trampa de recurrir, aunque fuere para refutarlos, a argumentos religiosos."
Ojalá tuviéramos todos la mirada tan abierta como la de Juan Goytisolo en este artículo. Ojalá viéramos más allá de los burkas y los comunicados de Al Yazira. El cristianismo tiene 600 años más que el Islam (en un cálculo despreocupado), si recordamos el cristianismo de hace 500 años, fue igual o más sangriento que el Islam actual. La única diferencia estriba en el desarrollo técnico de la industria de la muerte tecnificada (quería decir, industria armamentística). Seamos justos, y tengamos memoria histórica para todo, no sólo para lo que nos interese a Occidente. Hasta la vista, ciberespacio (y ciberespacia, jajajajaja).

lunes, 9 de junio de 2008

"Adresse unbekannt"

la recomendación en el blog de Arsenio Escolar, y decidí que tenía que leerlo. Resultado: al final no me quedó más remedio que destacar la misma cita que él.
"Querido viejo Max:

Como es natural estarás enterado de los nuevos acontecimientos en Alemania y querrás saber qué pensamos nosotros aquí. Y de verdad te digo, Max, creo que en muchos sentidos Hitler puede ser conveniente para Alemania. Pero no estoy seguro. Ahora está a la cabeza del Gobierno, y dudo mucho que ni siquiera Hindenburg pueda quitarle el poder, puesto que se vio forzado a dárselo. El hombre es una suerte de electroshock, como sólo puede serlo un orador y un fanático. Pero me pregunto: ¿está del todo cuerdo? Su ejército de camisas pardas está formado por gentes de la peor calaña. Se dedican al pillaje y han empezado a apalear judíos."

Son 70 páginas nada más, lo justo para hacer el trayecto casa-Universidad con calma. 70 páginas de una relación epistolar entre Estados Unidos y Alemania en los años 1933-34, de una transformación personal, que podría equiparararse a la transformación de un país: Alemania. Una crítica suave en las formas pero no exenta de justicia, efectuada en la misma época en la que Hitler iniciaba la Bliztkrieg, la "guerra relámpago", con la invasión de Polonia. ¿El título?: Paradero desconocido (en el titular de la entrada lo puse en alemán). Si tenéis la oportunidad, leedlo. La autora es Kressman (Katherine) Taylor. Hasta la vista, ciberespacio.