lunes, 3 de noviembre de 2008

"Vicky Cristina Barcelona"

Por fin, la vi. Aunque cometí un pequeño error, pero la vi. Y el error fue verla en versión doblada, así que os recomiendo encarecidamente que, si podéis, os la veáis en inglés (que luego no será tanto inglés) con subtítulos (quien no los necesite, bravo por él). Bueno, después de esta advertencia técnica, al lío:
La verdad es que Woody Allen no es santo de mi devoción, y menos aún cuando realiza películas de encargo, pensadas para enseñar una ciudad de manera descarada, por medio de un argumento tan utilizado como el de las americanas guiris (antes eran las suecas), maravilladas por la labia y la atracción física de un típico galán hispánico (antes era José Luis López Vázquez). O el país en el que yo vivo no es el mismo que el que le enseñaron los de Mediapro a Allen, o de verdad somos todos unos bohemios inestables (lo cual nunca debemos descartarlo).
Y para muestra, un botón. Esto fue lo que dijo Allen cuando se le preguntó en el Festival de Cannes acerca de cómo surgió el proyecto de rodar en Barcelona:

"Realmente, porque alguien de Barcelona me llamó y me preguntó si estaría interesado en hacer un filme en Barcelona, porque lo financiaría", detalló.
"Adoro Barcelona, mi mujer y mis hijos tenían ganas de pasar el verano en Barcelona, y escribí algo para poder rodar en Barcelona", dijo, antes de recalcar que "todo fue perfecto" durante el mes que pasó allí para hacer la película.
En cuanto a los aspectos técnicos, sí podemos decir que es una peli muy entretenida en cuanto al guión, que encadena enredo tras enredo, aunque se queda coja a la hora de describir ciertos personajes (por ejemplo, Vicky se queda muy coja en cierto momento de la película, como si a Woody no le interesara tratarla). La voz en off se hace pesada y obvia, contando detalles que podrían mostrarse de manera más sutil; y el uso del tema principal puede llegar a cansar.
Y sin embargo...
Tengo que decir que la peli me gustó. ¿Cómo? Me explico.
Sin negar todo lo que dije anteriormente, que lo pienso realmente tal cual, creo que Allen nos quiere decir algo muy concreto con "Vicky Cristina Barcelona". Se quiere echar una carcajada con nosotros. El director neoyorquino se ríe con estruendosidad del ambiente bohemio y despreocupado de la vida burguesa de dos estudiantes americanas en España, y de lo que representan cada una de ellas. Se ríe de las partidarias del amor pasional y turbulento, pero también de la mojigatería y de la hipocresía.

Y en esto tienen gran parte de culpa la pareja Penélope Cruz-Javier Bardem, sobre todo la primera. Su interpretación (que gana con la versión original, os lo aseguro) es la catarsis de la ironía en la película. Es un personaje inestable al máximo, pero a la vez tierno y con un potencial creativo impresionante.
En cuanto a la música, he leído en diversos blogs que el tema principal se hace insufrible. A mí la verdad es que no me disgustó. Incluso me parece que casa perfectamente con la intención de la película. Y creo que nadie me puede negar que lo demás de la banda sonora es de una belleza intachable, aunque perpetúe el mito hispánico (creo no hacer un espoiler a nadie si revelo que es música de guitarra española).
En fin, opiniones diversas para películas diversas. Pero creo que recomendables de ver, al menos ésta.
  • Lo mejor: Penélope Cruz y Javier Bardem al alimón. Los puntos cómicos de la susodicha pareja.
  • Lo peor: la historia de la casera del piso de Vicky y Cristina -interpretada por Patricia Clarkson- que suena totalmente de pega. A veces, se agradecería que Scarlett Johansson fuera algo más que una cara bonita.
Hasta la vista, ciberespacio.

2 comentarios:

aronfenix dijo...

auch!!
¡No me toques a Woody, no me toques a Woody!
No me digas que no es santo de tu devoción. Te faltan muchas películas suyas por ver...

PD: Esto es porque me dices que nunca te meto caña.
PPD: A mí la peli me pareció muy regulera, todo sea dicho.

Oski dijo...

Pues habrá que verla, pero me da que en versión original va a ser casi imposible.

Se hará lo que se pueda.

Gracias por la recomendación.

Un saludo.