miércoles, 31 de diciembre de 2008

Si terminas el año en el cine... hazlo en otra sala.

Al menos no en las que me he metido yo las dos últimas ocasiones. Dentro de la gran cantidad de estrenos interesantes de las semanas de Navidad (época tradicionalmente fuerte para el cine), en donde hay mucho para elegir: "El intercambio", "Australia", "Red de mentiras", "Ultimátum a la tierra", "The Spirit"; voy a hacer algo que creo que se llama información de servicio, para recomendaros aquello que no debéis ver. Me explico:
"Ultimátum a la tierra": el remake no es siempre la mejor solución
"Ultimátum a la tierra" es una recreación de la peli homónima de los años 50, en la que un extraterrestre llega a la tierra con el objetivo de parlamentar con los líderes mundiales. Su petición será denegada, y el escapa; descendadenando más tarde una ola de destrucción que será detenida al tiempo que el extraterrestre observa el cambio de actitud de los hombres.
El sentido de la película tiene que ver con la ideología del Estados Unidos de los años 50, empeñado en orientar a sus ciudadanos sobre los peligros del comunismo y de toda amenaza exterior al sistema.
Sin embargo, la versión de 2008, con Keanu Reeves en el papel del extraterrestre Klaatu, y Jennifer Connelly en el papel de la científica Helen Benson, no encuentra el mismo mensaje de alerta frente al peligro exterior; sino que es más bien un mensaje de tipo pseudo-ecologista (que algunos críticos han interpretado como otro "que deberíamos haber votado por Al Gore"), que no acaba de calar en ningún sitio ni queda suficientemente claro.
Cierto es que, siendo el año 2008, los efectos ayudan mucho más. Pero también eso hace que no te tomes nada en serio a una especie de Robocop de 20 metros que acompaña a Keanu Reeves. O que tampoco te creas por qué un puente es suficiente para protegerse de una plaga de bichos que devoran un barrio de rascacielos en cuestión de minutos. Aunque sí entiendes por qué los protagonistas usan móviles LG, o relojes Citizen.
En resumen, mala elección, al menos para mí. El principal problema, en mi opinión, es que si haces un remake de ciencia ficción de los 50, tienes que darte cuenta que el concepto de ficción o el de miedo ha cambiado en la primera década del siglo XXI. Lo que le daba miedo o le parecía impresionante al espectador de la Guerra Fría no es lo mismo que lo que le hace removerse en su silla al espectador actual. Y, por otra parte, Keanu Reeves recuerda demasiado a Neo -de "Matrix"-, y para mal.
  • Lo mejor: el arranque con las esferas. El proceso de "nacimiento" de Klaatu. Algunas frases del niño -el hijo de Helen Benson-.
  • Lo peor: se hace terríblemente larga. Los militares siguen siendo igual de estúpidos, ¿no han aprendido nada de una película a otra?.
"The Spirit": nada más que gráficos, actrices y voz en off
Me he debido levantar esta mañana con ganas de colgar a alguien, pero os aseguro que si soy así de rotundo no es por afición. "The Spirit" es una película que dirige Frank Miller -"300" y "Sin City"- y que cuenta con actores de la talla de Samuel L. Jackson, Eva Mendes, Scarlett Johansson, o Paz Vega. La mezcla, pensando en un cómic que se lleva a la pantalla, no tiene mala pinta, a decir verdad.
Pero luego hay que verla. Comenzamos enganchados al clásico estilo Miller, con un ambiente oscuro, cercano al blanco y negro con protagonismo del rojo y el blanco nuclear (como hiciera en "Sin City"), y con una voz en off (que recuerda en exceso, oída en castellano, a "300") que te prepara para una aventura épica.
Continuamos metidos de lleno en una ciudad corrupta, con un héroe que se encuentra en seguida con su archivillano (o Némesis), y que se lanza una serie de tarascadas mortales que no tienen ningún tipo de sentido, y que no llevan a ningún sitio.
Y nos cansamos cuando vemos los numeritos cómicos ridículos y sin sentido, la desilusionante aparición de Paz Vega (vaya papel que te han buscado, pobre), y la falta de empaque general. Y nos encontramos de lleno con la evidencia: no es Frank Miller todo lo que reluce.
  • Lo mejor: la recreación de texturas y sonidos bajo el agua, las puestas en escena del archimaligno Dr. Octopus.
  • Lo peor: no se pueden aguantar 6 y 8 minutos seguidos de voz en off. Hay que explicar cosas de otras formas.
Pero hay esperanza
Desde luego que la hay. Merecen mucho la pena -y ya las contaré cuando las vea- "La ola", "Red de mentiras", y "El intercambio". Aunque en esta última hay disparidad de opiniones, según mis fuentes. Pero, dado lo caro que es el cine, aprovechad el consejo, y saltaros las dos anteriores. Si, en cualquier caso, no lo hacéis, podéis ponerme a parir más abajo.
Hasta la vista, ciberespacio próximamente atragantado con las 12 uvas.

3 comentarios:

aronfenix dijo...

The spirit es un espanto!!Un horror!!Te debí haber hecho caso y no ver esa película tan abominable. Es posiblemente lo peor que he visto en una sala en muchísimo tiempo.

Miki dijo...

Qué malo es llevar la razón a veces... A mí me dejó una sensación de estafa, como si con que una peli sea de Frank Miller ya fuera suficiente para que no haya que fijarse en nada más que en lo gráfico... Y tanto talento actoral para nada...


En fin. A ver si tenemos más suerte con las próximas pelis...

Feliz año!

Anónimo dijo...

Te pongo a parir aqui abajo? No, mejor no, pero si te voy a recomendar muy seriamente que veas La Ola, peliculón sobre como se puede influir en las acciones y pensamientos de chavales con edades en las que aún no han alcanzado un cierto grado de madurez (si es que es alcanzable) para poder tener una opinión propia y crítica sobre las cosas que suceden a su alrededor. Espero tu crítica. Un abrazo

JoSe