jueves, 4 de diciembre de 2008

Un problema de dudas

El problema con el mundo es que los estúpidos están seguros de sí mismos y los inteligentes llenos de dudas.
Aunque parezca una intención de pegarle en las narices a los superseguros, a los incuestionables, a las vacas sagradas que pastan por el prado del pensamiento (si es que existe dicho prado, y suponiendo que estuviéramos en él). De todas formas, por ellos no os preocupéis, seguirán teniéndolo todo claro.
La gran verdad de esta frase es que la duda es una de las mejores formas de aprender, ya lo decía Descartes, cuyo método de trabajo era la duda metódica (aunque Descartes tenía subcontratado a un genio maligno, a modo de becario encargado de cuestionarle todo). La duda como manera de enfrentarse a la realidad, y también como modo de acercarse a ella, a la gente; porque el que tiene duda suele ser una persona respetuosa, el irrespetuoso ya se ha formado un juicio sobre el de enfrente.
¡Dudosos, unámonos! Puede que haya salvación para nosotros...
Russell es un autor muy estimulante para las frases célebres, y ya le tuvimos en el blog hace tiempo. Si queréis leer más citas suyas, un buen lugar es WikiQuote.
FUENTE: Microsiervos

No hay comentarios: