jueves, 26 de febrero de 2009

“La pesadilla de Darwin”

Martes 24 de febrero, 15:00 de la tarde. Hora prototípica de culebrón venezolano. Una cuarentena de alumnos de la Universidad Carlos III, arriesgándose al sopor post-gastronómico, pudimos ver el documental attac-espannade Hubert Sauper “La pesadilla de Darwin” (referencia también en IMDB). Dentro de una serie de actividades de sensibilización en el marco de la III Semana Solidaria, en este caso el cine fórum fue dirigido por la Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras especulativas y la Acción Ciudadana, más conocida por su siglas: ATTAC.

El documental trata la desigualdad en las relaciones económicas Norte-Sur, tocando temas como las ventas de armamento militar, la prostitución, la precariedad laboral, y sobre todo la pobreza. Pero lo hace desde un punto de vista inusual, aunque no por ello menos dramático. Centrándose en la zona africana del Lago Victoria, en su orilla correspondiente a Tanzania, nos cuenta una visión del comercio internacional a través de la inserción dentro del ecosistema cauchemardel lago de un inusitado depredador: la perca – “perca del nilo” – que se convierte en un producto pesquero exportable, pero que acaba destruyendo la cadena trófica en en lago. Más allá del desastre medioambiental, la constante aparición de aviones de la antigua Unión Soviética en la orilla tanzana para “recoger pescado” acaba revelándose a ojos del espectador por su verdadero fin: el contrabando de armas.

Sauper, de manera bastante inteligente, deja su manipulación como director en la sala de montaje, evitando el uso de voces en off o subtítulos exagerados, y permitiendo a las personas que aparecen en el documental expresarse. De esta manera presenciamos una mezcla de indolencia ante el presente, insatisfacción hacia el futuro, rabia ante el comportamiento de Europa, dolor por la pérdida de seres queridos –víctimas colaterales del comercio internacional –.

La parte de “fórum” sirvió para conocernos entre los estudiantes –entre los que quedábamos, porque la organización hizo un cálculo de los tiempos bastante defectuoso –y también para encontrarnos con la visión de Attac sobre temas como la pobreza y las relaciones comerciales, el medioambiente, la responsabilidad del consumidor del Primer Mundo, etcétera.

Algo del documental para abrir boca:

Dentro de poco, más noticias sobre los actos de esta III Semana de la Solidaridad en la UC3M.

Hasta la vista, ciberespacio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tus años pasan como pasan las campanadas en noche vieja, primero llegan los cuartos muy rápidos, en los que casi nadie se entera y, luego llegan los años, uno tras otro, esperando que se acaben para abrazarse y felicitarse el que comienza con la esperanza de que sea mejor y no nos falte de nada, contigo ésto no pasa siempre y es que nos dejas a medias, que espero que no sea así con todo el mundo (saca el contexto que quieras).
Y recuerdo decir a la gente que tenías cuatro años y nos tomasen por locos, esos locos bajitos, que tú te quedaste en ello, aunque con mucho a simple vista, con mucho que ofrecer por dentro.

Sin dejar de un lado las palabras, ya sean escritas o por teléfono, que sé que a ti estas pequeñas cosas te hacen ser más grande, esta noche espero darte un fuerte abrazo y siguiendo con tradiciones, tirarte fuerte de las orejas.

Un beso.
Álvaro.

Miki dijo...

Estoy realmente emocionado...

Nada más que decir. Nada, excepto GRACIAS.

Un abrazo.