viernes, 18 de septiembre de 2009

Reflexionando sobre la supervivencia del periodismo en CaixaFórum Madrid

¿Prevalecerá el periodismo, tal y como lo hemos conocido hasta ahora? Ésta fue la pregunta de partida para una conferencia compartida ayer, día 17, entre Miguel Ángel Aguilar, y Adam Michnik; que transcurrió en el espacio cultural de la Caixa en Madrid. A partir de ésta pregunta, los elementos que conforman el debate eterno que viven en la actualidad los medios, sobre todo los de papel, aparecieron en escena: el periodismo como garante y guardián de la democracia, la necesidad de un periodismo que suministre información inteligible, o la búsqueda de nuevas fórmulas para conseguir rentabilidad económica para la prensa.

Adam Michnik, escritor, pensador y periodista17-marca-adam_michnik_161916g polaco; es uno de los fundadores del  rotativo “Gazeta Wyborcza” (“Periódico elección”), nacido como órgano de prensa del sindicato Solidaridad de Lech Walesa, y actualmente uno de los periódicos más importantes del Polonia.

Michnik recordó la importancia del periodismo en los procesos de transición democrática desde las dictaduras –un paso por el que tanto Polonia como España han pasado en los últimos años del siglo XX-, pero reconoció el error de estancarse en esa posición. La prensa cumplió una función muy  importante en la lucha contra todas las dictaduras, de todos los géneros, pero “tenemos que buscar otro lenguaje, no podemos seguir hablando igual que en los años 90”.

¿Siguen siendo importantes los periódicos? Para el escritor y periodista polaco “como dijo Hegel, la lectura del periódico es como la oración del buen cristiano. Y yo pregunto, ¿se puede vivir sin oración?”. Solamente el periódico puede explicar la información, recalcó, la televisión puede hacer el “show” de la información, pero no llegar a explicarla. También destacó que sin periódicos no han democracia, y aunque se puedan destruir, con ellos se destruye también una parte de ella.

Pero también hay “escenarios negros” para los medios de comunicación y la democracia. Adam Michnik, no sin una cierta reserva, apuntó sin tapujos a la Italia de Silvio Berlusconi como un ejemplo de “escenario negro”, que ha sido recurrentemente criticado por intelectuales como Umberto Eco. Y no sólo, Berlusconi; pues el escritor polaco también apuntó hacia el presidente ruso Vladimir Putin, como principal problema para la libertad de prensa y la democracia en la Europa del Este.miguelangelaguilar

Miguel Ángel Aguilar, periodista y licenciado en Ciencias Físicas; ha sido director de Diario 16 y de la Agencia EFE, presentador de los informativos de Tele 5, y columnista y colaborador habitual de El País, La Vanguardia, la Cadena SER, entre otros. Actualmente, ocupa el cargo de secretario de la Asociación de Periodistas Europeos.

Miguel Ángel Aguilar, además de abrir el fuego del debate, fue el encargado de desarrollar un intercambio de preguntas con su colega polaco. Lamentó la excesiva dependencia que los medios de comunicación, es especial los periódicos, tienen hoy respecto a su cuenta de resultados; y realizó una descripción del público de los medios actuales muy dependientes de la televisión, así como los mismos periodistas.

El periodista ha dejado de querer “estar” en la noticia. El columnista se sorprendió al reconocer que el profesional ha dejado de querer interaccionar por la noticia, para preferir seguirla por televisión: “los periodistas son desertores de estar presentes en los acontecimientos”. Permiten, de esta forma, mantener la “ilusión” de una televisión que muestra las cosas tal y como son, mientras que esto no es así: “el periodista debe tener la libertad de dirigir su mirada a donde quiera, no a donde decidan las cámaras de televisión”.

¿Por qué no basar el prestigio en la escasez, en lugar de la difusión? Miguel Ángel Aguilar sostuvo que, pese a ser el medio de menor difusión, la prensa escrita sigue estando en el primer escalón del prestigio entre los medios. En lugar de buscar una mayor cuota de lectores, los diarios deberían, según él, esmerarse en mantener ese prestigio informativo, y no lanzarse a una carrera en pos de la difusión que puede llevar a la conversión de las principales cabeceras en meros tabloides.

Y sin embargo, se puede conseguir autoridad moral en cualquier medio. Adam Michnik, defendió, tras la última pregunta de Miguel Ángel Aguilar, la idea de que el prestigio no es necesariamente inherente al soporte. “Hoy, en Rusia, los mejores artículos no se escriben en la prensa escrita, se escriben en Internet”. Y de la misma forma ocurre en China, Cuba…

Y con esta pregunta en el aire acabó la conferencia en el edificio del Paseo del Prado de Madrid. La misma pregunta que se ha producido ya en otras disciplinas culturales: ¿llegar a todos a costa de sacrificar el prestigio y el rigor absoluto; o permanecer en un modelo minoritario para mantener las señas de identidad, a riesgo de acabar en la anécdota del cambio social? Se echaron en falta intervenciones del público, algún tipo de turno de preguntas. Quizás ahí pueda estar uno de los problemas: la dificultad del propio periodismo para intercambiar ideas con sus lectores.

Hasta la vista, ciberespacio

 

ACTUALIZACIÓN (18/09/2009, 20:22): Inserto la pieza del reportaje. A ver qué os parece.

Fuentes:

Imagen Adam Michnik: Meritum 

Imagen Miguel Ángel Aguilar: periodismo para periodistas

1 comentario:

lyd dijo...

Desde el punto de vista de una "no periodista", vivimos en un mundo que se mueve muy rapido.

Cada dia cuesta mas sentarse a leer el periodico. Llegas a casa tarde del trabajo y aunque sabes que esta bien mantenerse al dia a veces da pereza ponerse a ello.

Mis formas de mantenerme al dia es principalmente internet. Mi segundo medio de comunicacion favorito es la radio. Hace mucha compañia y ademas te permite hacer otras actividades a la vez.

Ademas otro problema es que como se puede acceder a mucha informacion gratuita por internet, la rentabilidad de los periodicos se ve afectada.

Saludos!!!