lunes, 4 de octubre de 2010

Tomás gana, ¿ZP pierde?

Los resultados han hablado, ergo la militancia también. Ya tenemos el desenlace al culebrón de los últimos tres meses: ¿quién será el 'candidato de la militancia'?. Tomás Gómez parece que consiguió salirse con la suya, y con él la mayoría de los medios de la derecha no dudan en celebrar que el candidato más 'inofensivo' para Esperanza Aguirre ha sido el que ha llegado a la candidatura para la Asamblea de Madrid. Todo ello en un doble golpe, ya que la victoria de Tomás Gómez se lee, en todos los medios y por todos los canales como la portada1286206789_portadaderrota de Zapatero. Especialmente como la derrota del aparato federal y sus injerencias en la Federación Socialista Madrileña. De esta misma forma lee los acontecimientos Fernando Garea en El País, quien titula su última entrada como "Arranca el postzapaterismo". En su reflexión, Garea pone sobre la mesa algunos elementos que parecen ciertos: que el Presidente ha 'quemado' políticamente a una de sus ministras mejor valoradas o que otros miembros fuertes del partido (Rubalcaba, Blanco) se han visto desautorizados en sus juicios por los socialistas madrileños (y el mismo Rubalcaba, casi siempre tan prudente, lo dejó claro con aquel: "el mayor activo de Gómez es haber dicho no no a Zapatero"). Para Javier Casal, el daño es aún mayor: no duda en hablar del 'Parte de lesiones' que se lleva el PSOE en estas primarias, confirmando su falta de confianza en Tomás Gómez y en su capacidad para ganar unas elecciones. Sin embargo, personalmente sigo sosteniendo que para Tomás Gómez no hay mal que por bien no venga. Granjearse una imagen de independencia respecto de la dirección federal del PSOE puede hablar más a su favor que en su contra en una Comunidad de Madrid en la que los socialistas no ganan desde los tiempos de Juan Barranco y Tierno Galván. Todo ello, además, en un momento en que la popularidad del Presidente del Gobierno es más una rémora que un impulso. Las primarias le han dado a Gómez la oportunidad de oro: ahora ya es conocido para el común de los madrileños, e incluso puede sonar su nombre relativamente fuera de Madrid. Ha tenido como 'sparring' a una de las ministras mejor valoradas, con quien sólo ha podido la sensación -real o ficticia- de ser la 'enchufada' del jefe. De alguna manera, si alguien puede poner en duda el liderazgo de Esperanza Aguirre, es Tomás Gómez... Si las elecciones se celebraran mañana. El desafío para Tomás Gómez es ahora otro: ¿cómo mantener la notoriedad hasta la celebración de las elecciones? Y otra más: ¿Qué papel tendrá UPyD en esas elecciones? Será la primera vez que concurran en la Asamblea de Madrid, teniendo en cuenta que fue en la capital donde obtuvieron el escaño de Rosa Díez para el Congreso... Dicho todo lo anterior: vivan las primarias... Aunque habitualmente supongan la autodestrucción de sus candidatos (que se lo digan a Almunia y Borrell). Fotografía: Kike Rincón (Madridiario) Hasta la vista, ciberespacio.

1 comentario:

Álvaro Méndez dijo...

Y sobre todo, que ya es conocido fuera de Madrid, y eso le hará ganar apoyos. Ahora, como ya comentaste, habrá que ver cuánto le aguanta la popularidad a Tomás Gómez. Pero eso sí, reforzado, el de parla sí que sale.