martes, 30 de agosto de 2011

JMJ, día #4: Vía Crucis en Recoletos

El viernes de la Jornada Mundial de la Juventud dio paso a una de las actividades más emotivas y arriesgadas de todo el programa: el Vía Crucis con imagenes traídas de las cofradías de Semana Santa de toda España. El recorrido, organizado en el Paseo de Recoletos, llenó el centro de la ciudad de curiosos, peregrinos y cofrades.

Antes del Vía Crucis, todos los que quisieron pudieron ver por la mañana las imagenes que se iban a sacar en procesión. A partir del mediodía, las zonas ajardinadas del Paseo de Recoletos se llenaron de peregrinos dispuestos a guardar sitio para la tarde.

Jesús cargado con la Cruz (Cofradía de Jesús del Gran Poder, Madrid) Foto: Miguel Ángel Moreno


viernes, 19 de agosto de 2011

JMJ, día#3: Catequesis y Festival VEN+ID

La catequesis del día, con el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, dio paso a la recepción del Papa Benedicto XVI en la plaza de Cibeles. Por la noche, en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid se celebró el encuentro "Ven+Id", un 'Macrofestival de la vida consagrada', marcado por la música y los testimonios de personas ordenadas.

Los peregrinos aprovechan las catequesis y eucaristías para anotar sus experiencias (Foto: Miguel Ángel Moreno)

jueves, 18 de agosto de 2011

JMJ, día#2: Concierto en el Auditorio de Aluche

(Foto:Carmen Pilar Moreno)
Posted by Picasa

miércoles, 17 de agosto de 2011

JMJ, día#2: Catequesis en San Gerardo

La catequesis del obispo de La Seo d'Urgell, copríncipe de Andorra, como el mismo explicó con un tinte de ironía didáctica, fue la actividad más destacada de la mañana en la Parroquia de San Gerardo (Aluche), en la que peregrinos peruanos, venezolanos, panameños, argentinos, costarricenses, chilenos y de otras muchas nacionalidades escucharon una catequesis y participaron de una misa marcada por los cantos y los bailes comandados por el contingente del Perú.

Cartel de acogida a los peregrinos en la Parroquia de San Gerardo de Aluche (Foto: Miguel Ángel Moreno)

JMJ, día #1: La avalancha y una visión personal

La Jornada Mundial de la Juventud se puso en marcha finalmente este martes en la glorieta de Cibeles de la capital, que vivió una verdadera avalancha de peregrinos concentrada en la espina dorsal del tráfico madrileño: el eje Paseo del Prado-Recoletos-Castellana. En una eucaristía multitudinaria, retransmitida en varias pantallas gigantes, se dio el pistoletazo de salida a la recepción del papa Benedicto XVI.

 Los peregrinos españoles también quisieron hacer ruido (Foto: Miguel A. Moreno)

Las colas de peregrinos de la mano en el metro, los confesionarios instalados en el Parque del Retiro, el ruido y las guitarras, los cortes en el transporte público... Han marcado un día en el que se ha podido escuchar el primer discurso del arzobispo de Madrid, que ha recorrido la historia de las JMJ y ha definido el panorama actual de los jóvenes como un panorama "con raíces debilitadas en un rampante relativismo espiritual y moral".

viernes, 5 de agosto de 2011

La deriva

Éramos todos muy ingenuos y muy pacíficos. Y lo seguimos siendo, pero el ambiente ahora está enrarecido. Tras dos cargas policiales anoche, en una revitalización de las concentraciones motivada por el desmantelamiento del punto de información del 15-M en la Puerta del Sol, el aire que se respira en Madrid se hace un poco distinto.

No he participado en las últimas concentraciones por una mezcla de ocupaciones y de compromisos -entre ellos el estudio académico de la repercusión mediática del propio 15-M-, pero la sensación que da es que la actuación de la policía -que bloqueó Sol todas las tardes sobre las 20.00 horas a partir del desalojo, que se produjo el lunes- ha cometido un error de bulto. Bajo la excusa, repetida en innumerables ocasiones, de que "la primera quincena de Agosto es la única policiamente viable", y la prevención de la Jornada Mundial de la Juventud también en el ambiente, las fuerzas de seguridad del Estado han generado un pulso con los manifestantes con la única pretensión de mantener la Puerta del Sol deshabitada.