martes, 30 de agosto de 2011

JMJ, día #4: Vía Crucis en Recoletos

El viernes de la Jornada Mundial de la Juventud dio paso a una de las actividades más emotivas y arriesgadas de todo el programa: el Vía Crucis con imagenes traídas de las cofradías de Semana Santa de toda España. El recorrido, organizado en el Paseo de Recoletos, llenó el centro de la ciudad de curiosos, peregrinos y cofrades.

Antes del Vía Crucis, todos los que quisieron pudieron ver por la mañana las imagenes que se iban a sacar en procesión. A partir del mediodía, las zonas ajardinadas del Paseo de Recoletos se llenaron de peregrinos dispuestos a guardar sitio para la tarde.

Jesús cargado con la Cruz (Cofradía de Jesús del Gran Poder, Madrid) Foto: Miguel Ángel Moreno


La Verónica enjuga el rostro de Jesús (Cofradía de los Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Misericordias, Jerez de la Frontera, Cádiz) Foto: Miguel Ángel Moreno
Jesús clavado en la Cruz (Cofradía de Jesús Nazareno, Zamora) Foto: Miguel Ángel Moreno
Jesús muere en la Cruz (Cristo de la Buena Muerte de Mena (Málaga)) Foto: Miguel Ángel Moreno

El Cireneo ayuda a Jesús a cargar con la Cruz (Cofradía Dulce Nombre de Jesús Nazareno, León) Foto: Miguel Ángel Moreno
Los bordes del Paseo de Recoletos, atestados de gente. Foto: Miguel Ángel Moreno

Jugar a las cartas, una opción para mitigar la espera y soportar el calor. Foto: Miguel Ángel Moreno
Los italianos, siempre los más ruidosos... Foto: Miguel Ángel Moreno
Zona de Recoletos cercana a la glorieta de Cibeles. Foto: Miguel Ángel Moreno

Foto: Miguel Ángel Moreno
Otros aprovechan para dormir.... Foto: Miguel Ángel Moreno
Aspecto de la calle Alcalá y el Banco de España desde la glorieta de Cibeles. Foto: Miguel Ángel Moreno

Palacio de Correos y glorieta de Cibeles. Al fondo, el altar donde se situó el Papa. Foto: Miguel Ángel Moreno
Y en el Vía Crucis, cargado de simbolismo en las alocuciones previas a cada estación y en las personas que portaban la Cruz de los Jóvenes entre una imagen y la siguiente (jóvenes significados por diferentes circunstancias, criados en zonas de guerra, afectados por distintos problemas o dificultades), un momento mágico. Damián Mª Montes, estudiante Redentorista, canta una saeta en la octava estación. El ambiente se rasga y el silencio tiñe la almendra central de la ciudad. Tan solo se escucha un quejido, un lamento, muestra de una tradición profundamente arraigada en la Semana Santa española. Admiración y silencio en los presentes.


Damián Mª Montes cantando la saeta (pantalla gigante de la calle Alcalá). Foto: Miguel Ángel Moreno

Vista desde la calle Alcalá hacia la glorieta de Cibeles. Foto: Miguel Ángel Moreno

Final del Vía Crucis. Los peregrinos agitan sus banderas. Foto: Miguel Ángel Moreno

La calle Alcalá, el Edificio Metrópolis y la entrada de la Gran Vía. Foto: Miguel Ángel Moreno
Traslado de la Virgen de Regla (Sevilla) por la calle Alcalá, frente al Instituto Cervantes. Foto: Miguel Ángel Moreno

Virgen de Regla (Sevilla). Foto: Miguel Ángel Moreno

Estatua de Cibeles, por delante del símbolo de la JMJ. Foto: Miguel Ángel Moreno

Palacio de Cibeles, con el altar en el que se situó el Papa. Foto: Miguel Ángel Moreno
Tras una tarde-noche de gentío, devoción y calor -el que ayudaron a paliar los bomberos, jaleados por el personal- el final tuvo la nota negativa en que los disturbios en Sol no permitieron volver a las imágenes en el horario previsto. Me resisto a criticar al 15-M por ello, porque son muchos más los factores, y este movimiento es mucho más amplio de un grupo de personas disconformes con la visita o enfadadas con la actuación policial que, por cierto, en algunas ocasiones dio la sensación de no ayudar demasiado a la coyuntura.

En breve -espero que más rápido, lo siento- las fotografías de Cuatro Vientos.

No hay comentarios: