jueves, 17 de noviembre de 2011

Equo: el 'verde' recién llegado







Comenzamos nuestro apresurado paseo electoral por los recién llegados. El partido 'verde' Equo, fundado por el ex-director de Greenpeace-España Juan Antonio López de Uralde en 2010, se ha constituido como una alternativa con posibilidades de alcanzar representación parlamentaria, con un acuerdo con Iniciativa per Catalunya-Verts y unido en la Comunidad Valenciana con el partido Compromis.
Imagen obtenida de la página web de Equo
Con una lista que encabeza el propio Uralde por la circunscripción de Madrid, y apoyan las ex de Izquierda Unida Inés Sabanés y Reyes Montiel, entre otras, Equo se planteaba en sus inicios alcanzar un 10 por ciento de representación electoral. Su programa está diseñado en tres secciones: Economía y Sociedad, Democracia y Derechos Humanos, y Sostenibilidad Ambiental.

En el primero de los apartados, Economía y Sociedad, Equo propone una política basada en el ahorro, la eficiencia energética y el transporte público, con el cierre de centrales nucleares en el año 2020, fecha en la que se debería alcanzar el 70 por ciento de energías generadas por fuentes renovables (para llegar al total en 2030). Proponen también reformar la PAC (Política Agraria de la UE).

En el ámbito del empleo, apuestan por la reducción de jornadas, el trabajo a tiempo parcial y el teletrabajo con la intención de "trabajar menos horas para trabajar más personas", las bonificaciones a la contratación de personas en riesgo de exclusión social. También se muestran a favor de revertir la reforma constitucional que implanta un 'techo' al déficit público, aumentar la progresividad fiscal, control en las SICAVs, creación de una tasa por CO2, la creación de una banca pública y de una agencia de calificación de riesgos europea; además de promover muchas medidas acerca del consumo responsable.

Portada del Programa Electoral
Como Democracia y Derechos Humanos se titula un segundo apartado acerca de reformas en el modelo y el funcionamiento del Estado, como por ejemplo la reforma electoral y el establecimiento de listas desbloqueadas, una reforma del Senado, permitiendo la presencia en éste de miembros de los gobiernos autonómicos. Asimismo, incluyen medidas relacionadas con la participación ciudadana, el uso del DNI electrónico, un plan de Gobierno Abierto -basado en refuerzos de la transparencia y de la democracia participativa con nuevas legislaciones-, poner coto a la corrupción en los partidos políticos...

En el ámbito de la justicia, proponen que la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial se haga por sufragio universal entre toda la judicatura y magistratura, con listas abiertas. También apuestan por retomar la Jurisdicción Universal -derogada por el PSOE-.

Por último, la sección de Sostenibilidad Ambiental propone medidas de ahorro energético y un Plan de cierre de Centrales Nucleares "energía nuclear 0 en 2020" -algo redundante, por haberlo mencionado ya en el primer apartado-, una Ley de Cambio Climático con objetivos de reducción de emisiones "más ambiciosos que el Protocolo de Kyoto". Se comprometen a impulsar el transporte por ferrocarril y cercanías, y a incrementar las inversiones en él, además de varias actuaciones en materia de limpieza del aire, consumo de agua, zonas de especial interés natural, residuos y "Derechos de los Animales".

Con estos tres ejes se presenta Equo, un partido que, aunque confía más en el ámbito europeo por el sistema electoral y por su alianza dentro de los Verdes Europeos, una tendencia que sí tiene mucho más predicamento en otros países como Alemania, espera poner sobre la mesa del Congreso un discurso ecologísta hasta ahora defendido de forma tangencial por IU e ICV.




Hasta la vista, ciberespacio despistado y en reflexión permanente.

No hay comentarios: