jueves, 17 de noviembre de 2011

UPyD pretende ampliar la presencia del magenta en el Congreso






Con el eslogan de que "cada voto vale", UPyD se presenta a su segunda cita nacional con las urnas, en la que se les pronostica un posible avance del escaño que actualmente ocupa Rosa Díez a una terna de diputados o incluso a un grupo parlamentario en la previsión más optimista.

Cabezas de lista de UPyD (Foto: web UPyD)
Uno de los aspectos más interesantes del programa de UPyD es lo que antecede a las propuestas: una curiosa explicación sobre cómo ha sido el proceso de elaboración del programa, los criterios que se han seguido para enmemdar y corregir las propuestas, y las reglas que debían cumplir éstas para no contradecir las reglas generales de la plataforma.

UPyD abre su programa con la modificación de la Ley Electoral, para la cual se pide un incremento de escaños hasta los 400 y un cambio del cálculo de la Ley d'Hont a la Ley de Hare -la misma que reclamaba Equo, por lo general menos favorable a los grandes partidos-, el 'desbloqueo' de las listas -de forma que el ciudadano pueda alterar el orden de sus miembros- como un paso previo a las listas abiertas, y un posterior cambio de la circunscripción provincial por la circunscripción por Comunidades Autónomas.

Toni Cantó, actor y candidato de UPyD por Valencia (Foto: web UPyD)
En cuanto al modelo de Estado, la gran bandera de UPyD es la supresión de los privilegios forales, la eliminación del concepto de "naciónalidades y regiones" en la Constitución, el endurecimiento de las condiciones para reformar Estatutos de Autonomía. También proponen la fusión de Ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, la reforma del Tribunal Constitucional, de 12 a 15 miembros y con magistrados que no hayan tenido afiliación política, y la elección del Fiscal General del Estado por 3/5 del Parlamento.

Respecto al modelo económico, el partido magenta apuesta por el "ahorro de gasto superfluo" por medio del estudio de duplicidades, el cierre de aeropuertos y líneas de AVE sin suficiente tránsito, reducción "drástica" de empresas públicas de un 80 por ciento. En el ámbito comercial, proponen la armonización de las normas mercantiles autonómicas y municipales; mientras que en la financiación autonómica se propone la supresión de los conciertos especiales (Navarra, País Vasco) y una negociación multilateral en la que se elimine el criterio de las balanzas fiscales de las Comunidades Autónomas para organizar cada aportación.

Logotipo de UPyD, extraído de su web
UPyD reclama para el Banco de España un mayor protagonismo en el control de las antiguas cajas de ahorro, y propone también un Plan integral de lucha contra el fraude fiscal. En el ámbito de las grandes fortunas, pide la eliminación de los privilegios a las SICAV y la conversión del impuesto de patrimonio para que grave especialmente a las grandes fortunas. La reforma laboral de UPyD pasa por la supresión de los empleos temporales, excepto los que se consideran "justificados", el desarrollo del contrato a tiempo parcial, la reforma de la negociación colectiva en función de la situación de la empresa. En su programa también se incluye un mayor control al absentismo laboral y la intención de que los sindicatos y la patronal dejen de recibir fondos públicos para financiarse.

Entre otros asuntos interesantes, proponen la formación de más controladores aéreos para que su jornada se equipare a la  media europea y también establecen varias medidas de desarrollo de la red de Internet a alta velocidad para conseguir una cobertura total a una velocidad de 30 Mbps antes de 2020. También, como Equo, apuestan por una reforma de la PAC, y pretenden la devolución al Estado de competencias relacionadas con la investigación.

Icono del Programa Electoral de UPyD en su web
En el ámbito laboral y del desempleo hay relativamente pocas medidas, relacionadas con la homogeneización de las rentas mínimas en las distintas CC.AA., el control en los subsidios y proponiendo la regulación "de forma flexible" de la edad de jubilación. Incluyen también el fin de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs) y la revisión de la Ley de Extranjería.

En el ámbito social, también incluyen una reforma de la Ley contra la Violencia de Género, en la que proponen eliminar la "aplicación desmedida e injusta para miles de hombres" y se comprometen a promulgar una Ley Nacional de Custodia Compartida. Respecto a la seguridad, y en el caso de los presos etarras, proponen el cumplimiento íntegro de las penas de los terroristas presos, exceptuando casos de ruptura total con la banda, petición de perdón y reparación del daño causado. Un poco más adelante, incluyen la posibilidad de penalizar el negacionismo de cualquier genocidio o crímen terrorista, con referencia explícita al entorno etarra.

Como cabía esperar, también pretenden la devolución al Estado de las competencias en Sanidad, implantando una tarjeta sanitaria única para todo el territorio nacional. Incluyen, asímismo una ley con tra la corrupción y legislación a favor de la publicidad de los presupuestos y los datos. Por último, en su programa también se incluye una nueva Ley de Propiedad Intelectual, con la derogación de la "Ley Sinde" y la legitimación del dominio público y las licencias copyleft.

Este programa, bastante extenso y detallado, presenta UPyD para las Elecciones Generales, en las que aspiran a ampliar su representación parlamentaria.




Hasta la vista, ciberespacio en urgente reflexión.

No hay comentarios: