jueves, 2 de febrero de 2012

Buenos Aires quiere ser tropical

Hace unas semanas podíamos leer en Clarín, uno de los diarios punteros de la actualidad bonaerense, que Buenos Aires se estaba convirtiendo, según un experto en cambio climático en "una ciudad tropical". El diluvio que se desató esta tarde bien puede ser otra prueba de ello, además de una muestra del terrible desempeño de los desagües porteños.

Cruce en la Av. Las Heras (Foto: Miguel A. Moreno)
Podría haber sido una tormenta de verano más, si no fuera porque en un lapso de 10 minutos se lanzó a llover sobre la ciudad porteña con el resultado de no solo empapar a sus habitantes, sino anegar por completo muchas vías -entre ellas algunas de las vías clave para la ciudad, como la Avenida General Paz, que la rodea y marca sus límites territoriales- además de provocar el cierre de varias estaciones del Subte.

Los porteños, entre resignados y risueños, esperan en los soportales hasta que descubren que de todas formas se van a tener que mojar, ya que el deficiente funcionamiento del saneamiento urbano provoca que el agua, como si de la playa se tratara, forme una marea que se acerque peligrosamente hacia las zonas secas.
Por su parte, las televisiones todo-noticias, de las cuales hay al menos unas cinco en Capital Federal, aprovechan para incrementar su habitual dramatismo con carteles de 'alerta' y alusiones al 'diluvio'. Un portavoz del gobierno de la Ciudad asegura que en algunas zonas del norte de la ciudad han caído cerca de 65 milímetros de lluvia, mientras que el viario está preparado para soportar 25.






Incluso algunos turistas intentan llegar al MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) para aprovechar la tarde 'levemente lluviosa' en principio culturizándose un poco. Finalmente, tras vadear literalmente varias calles, deciden volverse a casa y terminan más empapados si cabe esperando a un colectivo en una parada en la que el agua alcanza los 10 centímetros de altura. 
Detalle de un cruce, con un charco de impresión (mam)

No diré que yo formo parte de esos dos turistas... Bueno, quizás sí.










Mañana habrá imágenes bonitas de Buenos Aires, de hecho las iba a haber hoy. Pero la actualidad tropical manda.




Hasta la vista, ciberespacio.

2 comentarios:

Carmen Pilar Moreno dijo...

Menuda lluvia!! igualico que Madrid, que está más sequito, con el frío q hace, su boina de contaminación no hay quien nos la quite.

Lydia Arahana Ramos García dijo...

siiii compartir una poquita de agua con nosotros, ultimamente hay unas alergias finas finas!
menudo aguacero que os ha caido!
Besotes a los 2!