lunes, 21 de mayo de 2012

Para saborear radio con sustancia: 'Carne Cruda'

Desde hace un par de años vengo paladeando habitualmente bocanadas de radio en pequeñas dosis a través del maravilloso menú del podcast de Radio Nacional de España. Uno de mis platos habituales es este 'Carne Cruda', el programa irreverente, profundo, canalla y terriblemente rockero de Javier Gallego, 'Crudo'.

'Crudas tardes' es el saludo habitual de esta hora de radio que se puede escuchar por las ondas hertzianas de Radio 3 entre las 14.00 y las 15.00, y cuando uno quiera consumirlo gracias al podcast. Un programa de difícil definición, en el que se unen temas musicales -siempre en las órbitas del más puro rock'n roll y con notas de jazz y soul- con una amplísima variedad de asuntos que llegan a través de sus invitados y, sobre todo, un maravilloso uso de los recursos de la radio más creativa que se pueda uno echar a la cara.

Carne Cruda es un programa que trata temas de forma monográfica a través de sus invitados, que bien pueden ser escritores, miembros de ONGs o de movimientos como el 15m, periodistas, artistas, músicos, profesores universitarios, etc. Pero que innova de forma fundamental en cómo los trata, adaptando la atmósfera del programa a lo que se va a tratar: ambientándolo en una narración futbolística para hablar de un equipo de fútbol formado por personas en riesgo de exclusión, o en un museo para hablar con un artista, llevando al incorregible cantautor catalán Albert Plá al fondo de una piscina para hablar con él... Todo ello con los mecanismos de la radio, pura ambientación sonora al servicio de un verdadero espectáculo de radio.

Y la ficción tampoco falta, si bien ahora un poco más descuidada debido a la pérdida de equipo -un grupo en el que estuvieron, por ejemplo, Jorge Barriuso o Paco Tomás de La Transversal, otra de mis referencias en RNE de los últimos años, de la que ya hablé aquí- pero siempre presente, gracias por ejemplo, al divertidísimo serial de 'Las aventuras de Kurt y Courtney', las historietas de unos delirantes alter ego radiofónicos de quien fuera cantante de Nirvana y su mujer.

Tampoco hay que olvidar que es un programa irreverente, festivo y combativo, especialmente en estos momentos de crisis muy alineado con el 15-M y sus propuestas, y muy crítico con los bancos, los Gobiernos y también -para que obviarlo- con la Iglesia. Pero una crítica no exenta de un tremendo sentido del humor y de la ironía.

Se comenta entre sus oyentes y seguidores en las redes sociales que puede que los próximos cambios en Radio Televisión Española, Carne Cruda podría ser una víctima en el caso de que se produjera un proceso de viraje partidista del Ente público. Sea o no eso cierto, no deja de ser una razón más para aproximarse a este maravilloso espectáculo diario de radio.

Ahí van algunos de los ejemplos más interesantes de los últimos programas: un programa sobre el dibujante Moebius, todo un ejemplo de uso de planos sonoros y de ambientación, y otro sobre 'Desnudando a Google', un libro que trata el lado más oscuro del buscador que ha pasado a tener más datos sobre nuestra vida que nosotros mismos. ¡Que lo disfruten!













Hasta la vista, ciberespacio.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Aunque no viene al tema radiofónico, tengo la suerte de conocer al hermano de Javier Gallego, Juan Gallego, profesor de Bellas Artes y pintor hiperrealista.

Échale un ojo a su serie Memento Mori, es espectacular. ¡¡¡Un saludete desde Hispania!!!

http://juangallegopintura.jimdo.com/obra-works/memento-mori/

MiguelÁngelMoreno dijo...

Ah, pues no lo sabía, la verdad es que la serie parece interesante.
Respecto al programa, si puedes escúchate un poco, a mí me tiene enganchado.

¿Cómo va todo por allá? A ver si te escribo un correo o algo.

Saludetes!