miércoles, 20 de junio de 2012

El gran teatro de la lectura de Buenos Aires

Uno de los lugares más curiosos de la capital porteña no tiene nada que ver con el tango, ni con Gardel, ni con Evita, sino con libros. Una cadena de librerías montó en 2000 un gran espacio en lo que antes se conocía como el Teatro Grand Spendid. El resultado es un maravilloso santuario de libros, con un ambiente privilegiado para decidirse al comprar literatura.

Forma parte de las 'típicas recomendaciones de Buenos Aires', pero no por eso es algo convencional. Si no es para comprar libros, al menos merece la pena observar su arquitectura. Se puede acceder a él caminando unas cuadras por la Avenida Santa Fe desde su intersección con la Avenida 9 de Julio (la inmensa avenida del récord de carriles).
LibreríaAteneo_003
LibreríaAteneo_003 por MiguelAM29, en Flickr



Según el diario inglés The Guardian, es la segunda mejor librería del mundo por su arquitectura, por detrás de una librería holandesa de la ciudad de Maastricht (una clasificación que no he podido encontrar en el Guardian, pero que aparece recogida aquí por La Nación).

LibreríaAteneo_030
LibreríaAteneo_030 por MiguelAM29, en Flickr

Hasta el escenario, con telón incluido, está aprovechado para colocar una pequeña cafetería.

LibreríaAteneo_011
LibreríaAteneo_011 por MiguelAM29, en Flickr

Los detalles arquitectónicos entre las distintas plantas merecen fijarse al menos un instante.

LibreríaAteneo_019
LibreríaAteneo_019 por MiguelAM29, en Flickr

La decoración del techo mantiene la esencia del antiguo Teatro Grand Splendid, inaugurado en 1919.


LibreríaAteneo_005
LibreríaAteneo_005 por MiguelAM29, en Flickr


























Hasta la vista, ciberespacio.

2 comentarios:

Juan José Monge dijo...

En Sevilla, la librería Beta es parecida. Es un antiguo teatro y las estanterías de libros están por el patio de butacas, el anfiteatro y el escenario. Está bastante bien. Un abrazo Miguel, espero que te vaya genial todo por allí.

MiguelÁngelMoreno dijo...

¡Ah, pues no lo sabía! No sé cómo será en dimensiones la biblioteca que me cuentas, pero la de acá es una pasada por lo grande que era el teatro.

¡Todo muy bien! Espero que tú también.

Saludos!