sábado, 9 de junio de 2012

España pide el rescate para la banca al Eurogrupo

Ya es oficial, desde que a las 19.30 hora española el ministro Luis de Guindos salió a rueda de prensa para leer un escueto comunicado en el que confirmaba que España recibirá del Eurogrupo un préstamo de hasta 100.000 millones de euros "en condiciones muy favorables", como lo ha definido el funcionario, pero que en la gran mayoría de medios se ha entendido como un rescate en toda regla.

El día se planteaba, como muchos otros, con las constantes amenazas de cercanía del momento de la intervención de la Unión Europea en las finanzas españolas, con el Fondo Monetario Internacional como ese exigente examinador que podría entrar también y que ya hizo su propia apuesta sobre el dinero que necesitarían los bancos españoles. Sin embargo, a partir de que se conoció una reunión del Eurogrupo para la tarde del sábado, los rumores se dispararon, incluidas las discusiones sobre un supuesto cambio de agenda de Rajoy -que tiene previsto acudir mañana a Polonia a presenciar el estreno de la selección de fútbol- que finalmente no fue tal.


La comparecencia de De Guindos dejó claro que se trata de un rescate exclusivamente destinado a la banca, insistentemente reconocido como en condiciones "sumamente ventajosas", que se recibirá en forma de deuda estatal canalizada a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Y el comunicado que emitió el Eurogrupo pasados unos 15 minutos del inicio de la comparecencia del ministro español confirmaba la cuantía (100.000 millones de euros, pese a que el documento, escrito en inglés, hablaba de '100 billions', ya que los anglosajones entienden un billón como nuestros 'mil millones'), y añadía un par de pistas sobre el control de este prestamo "muy ventajoso".

"The Eurogroup is confident that Spain will honour its commitments under the excessive deficit procedure and with regard to structural reforms, with a view to correcting macroeconomic imbalances in the framework of the European semester. Progress in these areas will be closely and regularly reviewed also in parallel with the financial assistance.
Beyond the determined implementation of these commitments, the Eurogroup considers that the policy conditionality of the financial assistance should be focused on specific reforms targeting the financial sector, including restructuring plans in line with EU state-aid rules and horizontal structural reforms of the domestic financial sector." (Nota: las negritas son propias, no del Eurogrupo).
De esta forma, y con los pocos datos que tenemos, podemos pensar, por poner el lado positivo, en algunas ventajas. A primera vista hay dos: la primera, que se reconozca que es un rescate exclusivo a las entidades financieras es una posible garantía para no tener un grupo de expertos atrincherados en Moncloa que se dediquen a dirigir la acción ejecutiva del país. La segunda es que siempre es mejor un rescate procedente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera que uno procedente del FMI, como también se había especulado, ya que las condicinoes del FMI podrían ser mucho peores.

Por otra parte, entre la larga lista de preocupaciones habría que citar que no conocemos en profundidad cuáles son las contrapartidas de esta ayuda. No sabemos si se obligará a España a subir el IVA anticipadamente -porque parecía claro que en 2013 iba a caer la subida seguro- o a otra serie de medidas que anticipa aquí Ignacio Escolar. Tampoco sabemos -y es más importante- en qué condiciones económicas se va a entregar esta deuda pública, y qué requisitos se nos van a pedir para devolver estos títulos de deuda que, evidentemente, no es de las entidades financieras, sino de los ciudadanos.

Además, la presentación de esta medida, realizada por De Guindos en solitario, nos deja una última reflexión. ¿Dónde estaba Rajoy que no pudo siquiera apoyar a su ministro en la explicación de una medida negada por él hace muy poco tiempo? En las redes sociales -ese barómetro tan poco universalizable pero tan sintomático también- se pudo ver el malestar de muchas personas que esperaban que el Presidente del Gobierno diera la noticia o, al menos, acompañara a su ministro en las explicaciones. Un ejemplo de esta opinión es esta imagen de la revista digital Achtung!

Imagen: Achtung!
ACTUALIZACIÓN (10/06/2012 a las 10.44 horas de Argentina, 15.44 de España): Rajoy finalmente salió a dar rueda de prensa, asegurando que la responsabilidad del rescate es suya y describir la operación como apertura de una línea de crédito. Un compendio de lo más destacado de su comparecencia se puede ver en este vídeo de RTVE.es.








Hasta la vista, ciberespacio.




No hay comentarios: