miércoles, 6 de marzo de 2013

Mayte Carrasco y Samuel Aranda, dignificando el periodismo entre reporteros de guerra

El encuentro #FriendsofTalent que convocaba a los periodistas Mayte Carrasco y Samuel Aranda -reportera especializada en zonas en conflicto y fotoperiodista todo terreno- comenzó como una charla entre reporteros de guerra, pero abrió su abanico de temas para tratar el periodismo y su precariedad, y culminar reclamando la unidad de la profesión frente a las condiciones laborales.

Conferencia Samuel Aranda y Mayte Carrasco "Friends of Talent"
Mayte Carrasco y Samuel Aranda, en la conferencia (Foto: Miguel Ángel Moreno)
Mayte Carrasco, freelance "por obligación y necesidad", al igual que su compañero de charla, es periodista especializada en información internacional y en zonas en conflicto con un currículo inmenso que se puede ver aquí. Advirtió en la charla que el periodismo internacional exige "mucho sacrificio" y tener una buena formación, y reconoció que, aunque ha tirado la toalla "algunas veces", la profesión siempre la ha recuperado.

Junto a ella, Samuel Aranda también se enfrentaba a un auditorio lleno en la Fundación Telefónica de la Gran Vía madrileña. Ganador del premio World Press Photo en 2012 por una fotografía espectacular de las revueltas en Yemen contra el presidente Saleh, Samuel Aranda mostró un carácter llano, realista y humilde, poniendo en duda el trabajo multiplataforma que se quiere exigir hoy a todos los periodistas y la crisis de las empresas editoras. "Para escribir hay que saber hacerlo. Yo no sé. Por eso hago fotos", dijo.

La critica a los medios españoles, su frentismo y sus guerras ideológicas fue uno de los muchos puntos que mostró a ambos ponentes de acuerdo, unidos por su experiencia internacional. "Yo quiero muchísimo a España, pero no quiero nada a algunos medios de comunicación españoles", comentó Aranda acerca de las críticas a su trabajo para The New York Times sobre la crisis en España publicadas el año pasado (y que comentamos en este blog). Samuel, por cierto, reveló que está preparando una nueva serie para el NYT , en este caso sobre la corrupción española ("hay tanto que es difícil elegir", se le escapó).

Conferencia Samuel Aranda y Mayte Carrasco "Friends of Talent"
Mayte Carrasco y Samuel Aranda, junto a la presentadora Sonsoles Ónega (Foto: Miguel Ángel Moreno)
En España el método de controlar a los periodistas es la precariedad, de la misma forma que en la guerra se utiliza el control a los corresponsales para limitar la información, algo de lo que sabe mucho Mayte Carrasco, para quien Francia ha hecho una tremenda operación de control comunicativo en la reciente guerra de Mali, con gran éxito según dijo la reportera.

Esta mujer, que reconoció haber pasado "muchísimo miedo" en Homs (Siria) y haber temido por su vida en varias ocasiones, consideró que lo importante en la información en el conflicto no es si el periodista sufre, sino el hecho de que el reportero está corriendo la misma suerte que la población civil. Es ése el sufrimiento que hay que describir, en conflictos donde lo más duro, según Samuel Aranda, es descubrir que no todas las víctimas valen lo mismo, sea en Siria o en Gaza entre palestinos e israelíes.

"En España nos miramos demasiado el ombligo. Id a mirar a Siria para comprobar si estamos tan mal. En las guerras he aprendido lo mucho que tenemos", confesó Carrasco en un momento de la conversación, relatando su experiencia en un país que sigue viviendo un sangrante conflicto, y en el que la poca información internacional que llega al exterior se hace gracias a improvisados "media centers" creados por activistas locales para facilitar la labor a los corresponsales que logran entrar al país.

Conferencia Samuel Aranda y Mayte Carrasco "Friends of Talent"
Plano general de la conferencia (Foto: Miguel Ángel Moreno)
Huyendo de las grandilocuencias periodísticas, Aranda aseguró que no cree que pueda "cambiar el mundo" con su profesión, aunque sí reveló que trata de trabajar con causas con las que se siente identificado. "Yo no puedo cambiar nada, pero aportando mi granito... Se pueden cambiar cosas", replicó su compañera en la charla. Ambos concluyeron defendiendo la profesión, en un momento de dificultades y condiciones laborales alineadas con lo ridículo y la estafa.

"Queremos un colegio profesional fuerte. A nadie le interesa que el periodista sea fuerte... A la gente joven le  pido que diga no a las ofertas de trabajo sin cobrar, es algo que os va a dar prestigio", concluyó Mayte Carrasco, que dio cierre a una charla entre periodistas de guerra que trató todos los palillos de la profesión y huyó de los grandes discursos.

Una charla para dignificar un oficio con la normalidad de quienes trabajan, viven y hacen de ésta una profesión, un oficio en el mejor de los sentidos de la palabra.







Hasta la vista, ciberespacio.





No hay comentarios: