lunes, 25 de marzo de 2013

Óscar Abou-Kassem (Líbero): "Hay que ser honesto con el lector y hacer productos de calidad"

Le atropellamos después de una conferencia en la Universidad Carlos III de Madrid en la que viene a hablar de Líbero, un proyecto de revista deportiva y cultural basada en el diseño, las firmas invitadas y las "buenas historias". Abou-Kassem, que trabajó en El País y Público, dedica unos minutos a explicarnos qué es Líbero, que lanzó junto a Diego Barcala.


Pregunta: Líbero nace como una apuesta por hacer periodismo deportivo que no sea 'hooligan'. Tres números después, ¿qué respuesta habéis percibido en los lectores?


Respuesta: Teníamos la sospecha de que había un público que demandaba un producto con este contenido, aunque no estábamos seguros. Pero cuando sacamos la revista a la calle y empezamos a ver el número de ventas y de suscriptores, descubrimos que sí que era posible.

Con unos medios muy limitados para el lanzamiento, sin poder hacer campaña de publicidad, a través de amigos y contactos en la prensa, hemos conseguido llegar al tercer número y hemos impactado. Lo cual es un éxito, porque en solo en tres números, siendo trimestral, es fácil que la gente pierda el contacto.

Estamos muy contentos, porque hemos conseguido ser viables. Para este otoño nos gustaría ser bimestrales, y para el año que viene ya ser mensuales, al menos éstos son nuestros planes. Nos han aparecido inversores, y gente que nos quiere llevar la publicidad de una forma más profesional.

La respuesta es muy buena porque cuando alguien nos compra la revista online y nos llega un pedido, vemos que a las dos o tres semanas pide números antiguos. Además, como es atemporal, los números no pierden vigencia.

P: En los últimos años, además de Líbero han surgido otras revistas de corte similar que mezclan los artículos sobre fútbol y la cultura, entre ellas Panenka o Quality Sport. ¿Hay una burbuja en este tipo de revistas deportivas y culturales o puede haber sitio para varias revistas de este tipo?

R: Hay sitio para todos, mientras la publicidad responda puede haber sitio para todos. No es un problema de número. También en la prensa generalista hay varios medios que ofrecen el mismo contenido y no deja de haber sitio para todos. No tiene por qué haber problema.

P: ¿Crees que el futuro del papel está en revistas como la vuestra, especializadas, concretas y cercanas a la información atemporal?

R: Bueno, yo el papel no sé cuánta vida va a tener, si va a morir o no... Eso no lo puedo predecir ni me siento capacitado para hacerlo. Nosotros tenemos claro que tenemos que apostar por dispositivos digitales, tanto para tabletas y móviles tenemos nuestras versiones, que llevan un desarrollo más lento, pero contamos con ellas a medio-largo plazo.

Sí que es verdad que en el caso del papel nuestra revista tiene un punto añadido por el tratamiento fotográfico y de diseño, eso le hace ganar enteros. Cuando tienes la revista, cómo huele la revista... Eso tiene un valor. Es como el libro, con el libro digital, tiene todo lo que quieras pero siempre tiene un encanto especial el libro físico.

Además, por el formato de la revista, con el lomo con el título... Es un poco para coleccionar, para tener en casa y consultar cuando quieras. Sirve un poco también en concepto de colección. Lo importante es que tú seas honesto con el lector, y hagas un producto que, aunque tardes en hacerlo, lo hagas con calidad. No que por vender más hagas algo todos los días y esté peor hecho.






Hasta la vista, ciberespacio.

No hay comentarios: