jueves, 1 de mayo de 2014

El histórico Atleti del carácter

Todos los hinchas del Atlético tienen un nuevo equipo para saberse de carrerilla. Los Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Mario (Gabi), Tiago, Arda, Koke, Adrián (Raúl García) y Costa (Villa) han conseguido meter al equipo rojiblanco en una final europea 40 AÑOS DESPUÉS. Y lo han hecho gracias a la ACTITUD que ha insuflado en ellos los últimos dos años el argentino Diego Pablo 'Cholo' Simeone. El verdadero cambio diferencial en este equipo.

Los jugadores celebran el 1-1 de Adrián (Foto: web oficial Atlético de Madrid)



La actitud fue la que permitió al equipo rojiblanco sobreponerse al primer gol de Fernando Torres, que anotó tras un centro de César Azpilicueta que pasó entre las piernas de Mario Suárez, alterando su trayectoria y despistando al meta belga Thibaut Courtois. El 'Niño' no lo celebró, y casi pareció pedir perdón al anotar un gol al conjunto de sus amores, pero comportándose como un profesional que procuró la mayor parte del peligro de su equipo durante la primera parte.




El carácter que personificó Adrián López, en las dos peores temporadas de su carrera, que sin embargo firmó los dos mejores partidos cuando su equipo y su entrenador se lo reclamaron. Lo hizo en el Vicente Calderón ante el Fútbol Club Barcelona con unos 15 minutos iniciales de ensueño; y lo hizo en Stamford Bridge también anotando el empate que encarrilaría la victoria y la clasificación. Su caso es un ejemplo tremendo de la capacidad de motivación de Simeone en los grandes momentos.

La entrega que personifica Gabi Fernández, hoy ausente en Londres pero omnipresente toda la temporada. Y la calidad de Jorge 'Koke' Resurrección, que ha aunado un talento para el balón parado fuera de lo normal -y tradicional en el equipo rojiblanco de los Luis, Pantic, etc.- con una calidad técnica y visión de juego espectacular y un derroche físico amplio en la gesta londinense. Cubrió su puesto y sustituyó en cierta forma a su capitán, poniendo las ganas y la entrega.



La calidad de Arda Turan y Diego Costa, la frivolidad y la potencia de este equipo. El turco no es el mismo desde que la pubalgia le aquejara, pero le sirvió para aportar el gol de la tranquilidad y asociarse con Luis Filipe y Koke. El brasileño tampoco tuvo el Londinium la mejor de sus tardes, pero tuvo el lanzamiento de penalti para poner al equipo por delante y -esta vez sí- anotó. Aunque con polémica y tarjeta amarilla de por medio.

La jerarquía de Diego Godín, secundada por la solvencia de Joao Miranda. La pareja de centrales que ha dado tranquilidad al equipo rojiblanco. Todavía es un misterio qué espera Felipao Scolari para convocar al zaguero rojiblanco, así como a su compañero Filipe Luis.



La verticalidad, el juego de ataque, el criterio y la calidad del lateral-extremo izquierdo rojiblanco fue otra de las claves del partido en Stamford Bridge. Su capacidad ofensiva llegó a condicionar la alineación del rival, que superpuso dos laterales derechos para evitar sus arrancadas, y la apuesta fue en vano. No hay quien le pare. Esperemos que en la 'canarinha' sigan sin darse cuenta, por el bien de España si ambas selecciones se llegan a encontrar.

Y los reflejos milagrosos de Thibaut Courtois. Altísimo, y a la vez rapidísimo, descubrirle no tiene sentido porque lleva dos temporadas siendo el mejor portero de la Liga española. Baste la ida del Camp Nou y el partido de hoy para coronarle como el mejor portero del panorama futbolístico mundial. Yo soy de los que piensa que éste es el momento de tenerlo, aunque al año que viene se vaya a ir, más aún después de esta exhibición. Este es el momento y el lugar -Lisboa- para tener al mejor portero del mundo. Ya hablaremos mañana de lo que ocurra.



El final de esta película es Lisboa. Pero antes Valencia y el Calderón podrían decidir una Liga para los rojiblancos. Yo todavía me sigo frotando los ojos.







No hay comentarios: